Engels Gutiérrez: “si queremos mejorar el país, los jóvenes debemos involucrarnos en la política”

Uno de los principales problemas que vive Nicaragua, es la poca calidad en la educación y la politización en los colegios, afirma Engels.

Redacción central / AUN Nicaragua

“Mi abuela me decía que no me involucrara en la política, porque es ‘chancha’, pero si queremos un cambio los chavalos tenemos que involucrarnos, los ‘chanchos’ son algunos políticos aprovechados, no nosotros”, fue la respuesta de Engels Fernando Gutiérrez, al preguntarle sobre cómo nació su interés en la política.

A pocos meses de las elecciones presidenciales, este joven plantea que la vía electoral es la mejor forma para buscar una solución pacífica a la crisis sociopolítica que inició en abril 2018 y sacar del poder al régimen Ortega-Murillo.

Engels estudia Administración de Empresas en la Universidad Centroamericana (UCA), como meta a corto plazo desea terminar su carrera con honores y estudiar una maestría. Es integrante de AUN y a futuro le gustaría optar por un cargo público, e implementar cambios en la forma de hacer política en este país.

La educación como base

Mejorar la calidad en la educación en todos sus niveles, debe ser un tema de vital importancia para ir creando una sociedad más democrática, de pensamiento crítico y que enrumbe al país hacia un desarrollo económico.

“Hay que aumentar los salarios de los maestros, adquirir mejores libros, y de forma primordial desligar la política de la educación, que no exista la bandera de ningún partido político en las aulas de clases”, expresa este joven, originario de Masatepe.

Los jóvenes nicaragüenses han enfrentado varios retos para lograr terminar su ciclo académico, primero con las protestas de abril 2018 y en 2020 la pandemia del coronavirus, que obligó a implementar otras modalidades de estudios.

La sombra del clientelismo

La Real Academia de la Lengua Española, define el clientelismo como una “práctica política de obtención y mantenimiento del poder asegurándose fidelidades a cambio de favores y servicios”.

Esta estrategia política es uno de los obstáculos en el desarrollo de habilidades y en el aspecto económico de la nación, porque cierta parte de la población se acostumbra a recibir pequeños favores, que pueden solucionar algunos de sus problemas de forma momentánea, reflexiona el estudiante de ciencias económicas.

“El clientelismo es un problema para Nicaragua, porque muchas personas están acostumbradas a que le den algún beneficio sin trabajar. Eso contribuye bastante a la pobreza y a la falta de educación”, añade Engels.

Otro de los aspectos que este joven cuestiona, es que cuando algunos políticos llegan al poder trabajan sobre un plan de gobierno, y no crean un plan de nación que logre un desarrollo social y económico, sin importar cuál partido tenga las riendas de la nación.

“Incluso pasa hasta en los municipios, hay cierta guerra de bandos, por ejemplo, si gana un alcalde liberal y gestiona la construcción de un puente, pero en el siguiente periodo gana un alcalde sandinista, este lo destruye y manda a hacer otra obra, para digan que fue en su gestión”, lamenta el joven.

Lo más leído


Noticias relacionadas


Join Our Newsletter

Sign up for free newsletters to receive the latest news. Don’t worry we won’t do spam.

    Design By Gnomo Studio